jueves, 11 de octubre de 2018

TÉCNICAS DE RELAJACIÓN VISUAL PARA NIÑOS.

     


     Imagen relacionada Estas técnicas reducen el estrés, la fatiga y el dolor de cabeza que se genera cuando una persona registra un esfuerzo visual durante mucho tiempo, por ejemplo, cuando está frente al ordenador o leyendo.

Existen diferentes técnicas para reducir el estrés visual, sin embargo, la técnica llamada palming, así como otros masajes te ayudarán a relajar la vista desde cualquier lugar, sólo debes dedicar algunos minutos.

¡Relaja tu vista!

1.- Auto masaje. Cierra los ojos. Coloca la punta de tus dedos sobre la frente, un centímetro aproximadamente arriba de las cejas y haz círculos pequeños suavemente durante unos segundos. Después estira las cejas con tus manos, siguiendo su forma del centro hacia afuera. Finalmente, coloca los dedos a los lados de los ojos (en la sien) y realiza movimientos circulares.

2.- Relajación visual. Párate derecho con las piernas un poco separadas. Sin mover los pies, gira tu cuerpo y la cara lentamente hacia la derecha y regresa a la posición inicial y sigue a la izquierda, no frenes el movimiento; observa con los ojos todo el recorrido. Inhala y exhala lentamente.

3.- Palming. Siéntate cómodamente frente a una mesa. Apoya los codos sobre ella, junta los dedos de la mano y flexiónelos un poco de forma que simules un caparazón. Cubre los ojos, cuida que los dedos cruzados se ubiquen en la frente y la nariz esté libre para respirar. Sin ejercer presión mueve las manos de una forma circular.

4.- Ochos. Estira un dedo y simula que escribes en el aire un ocho grande horizontal. Observa tu dedo mientras realizas este movimiento, tu cabeza debe permanecer inmóvil. Hazlo de una forma suave y lenta, para que tu respiración sea tranquila.

5.- Cerca y lejos. Estira un dedo de tu mano y colócalo enfrente de tus ojos. Aleja tu mano lentamente hasta que esté totalmente estirado tu brazo. Ahora, acerca despacio el dedo muy cerca de los ojos (a unos cinco centímetros aproximadamente).  Tus ojos deben permanecer fijos en el dedo.

Practicarlo todos los días durante  unos segundos  y notarás cómo tus ojos, mente y cuerpo estarán más liberados del estrés

ESTE ARTÍCULO NO ES MÍO, ESTÁ ESCRITOS POR PROFESIONALES DEL ÁMBITO EDUCATIVO.

viernes, 5 de octubre de 2018

JUEGO CON LOS SENTIDOS

Imagen relacionada

ESTIMULAR A LOS NIÑOS.
Durante los dos primeros años de vida, los niños empiezan a descubrir el mundo, pero lo perciben de una manera bastante desorganizada. La vista, el tacto, el olfato, el gusto y el oído son los sentidos mediante los que distinguen todo lo que les rodea. Aunque desde los primeros días de vida ya perciben algunas cosas y reconocen, por ejemplo, sus progenitores, no es hasta los 2 años, aproximadamente, que empiezan a ordenar la información que reciben.
Estimular los sentidos de los niños a través de juegos les ayuda a conocer con más precisión su entorno y, además, es una manera muy adecuada para fomentar las relaciones paterno-filiales. A continuación os proponemos algunos ejemplos para que disfrutéis con vuestros pequeños, recomendados para niños de más de 2 años.
El tacto
Es uno de los sentidos que con más frecuencia utilizan los bebés. El ejemplo más claro es el período de la lactancia, cuando se acercan al pecho de la madre y lo reconocen como el lugar de donde succionar su alimento. Un juego divertido y recomendable para niños de a partir de 2 años, es caminar descalzos sobre diferentes superficies, si dispone de un espacio apropiado. El juego consistiría en caminar sobre hilos de lana, papel de plata y combinarlo con cubos llenos de agua y arena. Con los ojos del niño tapados, debe averiguar de qué material se trata.
El oído
Es un sentido que se les estimula desde que nacen cuando escuchan hablar a la gente que los rodea y los ruidos característicos de los lugares donde se encuentran. Para estimular el oído, se recomienda jugar con más de un niño, si es posible. El juego consiste en poner un despertador para que suene en pocos minutos y esconderlo mientras uno de los niños está fuera. Cuando el niño regresa, el despertador debe empezar a sonar y el niño tiene que averiguar dónde está. Si juega con amigos o familiares de una edad similar , el juego será más dinámico y estimulará también sus relaciones sociales.
El gusto
Los juegos con otros niños hace que, en conjunto, sea más divertido. En casa tenemos diferentes comidas que los niños, en muchas ocasiones, no prueban que, visualmente, no les llaman la atención. En este juego, los progenitores pondrán a diferentes platillos comidas con sabores muy diferentes: desde el dulce, hasta el amargo. Si están jugando más niños, uno de ellos se le taparán los ojos. El resto, escogerán un plato y el protagonista tendrá que decir qué sabor tiene y qué cree que es.
El olfato
Los recuerdos y las emociones están muy relacionados con los olores. De hecho, muchas veces, incluso inconscientemente, un olor nos acaba recordando un momento del pasado. Un juego para estimular el sentido del olfato es poner unos cuantos niños en círculo y que escondan a su espalda un alimento con un olor muy característico, como una naranja, un limón o una cebolla. A continuación, el adulto dirá qué alimento debe encontrar y el niño, con los ojos tapados, deberá averiguar quién lo esconde.
La vista
Este es el sentido que más tardan en desarrollar los bebés y, probablemente, se trate también de lo más importante para poder desarrollarse con normalidad. Uno de los problemas más habituales en los niños está en la percepción de los colores. Por eso os proponemos un juego que consiste en montar cuatro bloques pequeños de tres colores diferentes, es decir, que dos de los bloques deberán ser del mismo color. A partir de aquí, el niño tiene que juntar los que sean iguales y los padres, al acabar, tienen que decir el color y el pequeño deberá repetir.
ESTE ARTÍCULO ESTÁ ESCRITO POR PROFESIONALES EN EDUCACIÓN, NO ES MIO.

viernes, 28 de septiembre de 2018

LOS NIÑOS/AS DE 5 AÑOS.



Imagen relacionada

Etapas del desarrollo para niños de 5 años
Por lo general, los niños progresan de una etapa del desarrollo a la siguiente en una secuencia natural y predecible. Pero cada niño crece y adquiere habilidades a su propio ritmo. Algunos niños pueden estar adelantados en un área, como el lenguaje, pero atrasados en otra, como el desarrollo sensorial y motor.
Las etapas del desarrollo suelen clasificarse en estas áreas principales:  desarrollo cognitivo, desarrollo afectivo y social, desarrollo del lenguaje y desarrollo sensorial y motor.

Pensamiento y razonamiento (desarrollo cognitivo)
Para cuando tienen 5 años de edad, la mayoría de los niños:

  • Saben su dirección y número de teléfono.
  • Reconocen la mayoría de las letras del alfabeto.
  • Pueden contar 10 o más objetos.
  • Saben los nombres de al menos 4 colores.
  • Comprenden los conceptos básicos del tiempo.
  • Saben para qué se usan los objetos de la casa, como dinero, comida o aparatos electrodomésticos.

Desarrollo afectivo y social

  • Quieren agradar a sus amigos y ser aceptados por ellos, aunque a veces pueden ser malos con los demás.
  • Obedecen las reglas la mayor parte del tiempo.
  • Manifiestan independencia.
  • Tienen mayor capacidad de distinguir entre la fantasía y la realidad, pero disfrutan de los juegos de simulación y de disfrazarse.
  • Tienen maneras características de jugar de acuerdo al género. La mayoría de los niños varones de 5 años juegan de manera brusca o físicamente activa. Las niñas de la misma edad tienden más a participar de juegos sociales.

Desarrollo del lenguaje

  • Mantienen una conversación significativa con otra persona.
  • Comprenden las relaciones entre los objetos, como "el niño que salta la cuerda".
  • Usan el tiempo futuro, como: "¡Mañana vamos a ir al zoológico!".
  • A menudo llaman a las personas (u objetos) por su relación con otros, por ejemplo, "la mamá de Bobby" en vez de la "Sra. Smith".
  • Hablan de una historia o cuentan cuentos. Las personas tienen poco o nada de dificultad para entender lo que dicen.
Desarrollo sensorial y motor

  • Hacen volteretas y posiblemente sepan andar a los saltos.
  • Se balancean y trepan.
  • Saltan en un pie.
  • Usan el baño solos. No obstante, todavía podrían mojar la cama.

Para cuando tienen 5 años de edad, la mayoría de los niños pueden usar las manos y los dedos (habilidades motoras finas) para:

  • Copiar triángulos y otras figuras geométricas.
  • Dibujar una persona con cabeza, cuerpo, brazos y piernas.
  • Vestirse y desvestirse solos, aunque todavía pueden necesitar ayuda para atarse los cordones de los zapatos.
  • Escribir algunas letras minúsculas y mayúsculas del alfabeto.
  • Comer con tenedor, cuchara y, posiblemente, un cuchillo plano.

 CADA NIÑO ES DIFERENTE Y SU RITMO DE APRENDIZAJE TAMBIÉN. RESPETEMOSLO.

ESTE ARTÍCULO NO ES MIO, ESTÁ ESCRITO POR PROFESIONALES EN EL ÁMBITO EDUCATIVO.

viernes, 14 de septiembre de 2018

¡BIENVENIDOS AL COLEGIO!

Resultado de imagen de GIF INFANTIL BIENVENIDOS COLEGIO

Hola familias:

Os deseo una feliz reincorporación al colegio después de estas merecidas vacaciones para todos.
El próximo jueves, 27 DE SEPTIEMBRE,  realizaré la REUNIÓN del 1º trimestre  en el aula de vuestros pequeños. Será a las 13 horas y os informaré de asuntos relacionados con el curso (horarios,materiales,objetivos,proyectos,salidas,cumpleaños,....).

Os espero.


Resultado de imagen de GIF INFANTel gracias

viernes, 22 de junio de 2018

Juegos educativos para el verano



Propuestas didácticas para que los niños aprendan y se diviertan durante la época estival.
Resultado de imagen de GIF INFANTIL VERANOEl juego es una de las mejores vías para lograr que los niños y jóvenes en edad escolar aprendan algo nuevo cada día o repasen los conocimientos que ya han adquirido. Durante las vacacionessurgen numerosas ocasiones en las que pueden aprovechar distintos juegos educativos que, además de divertir y entretener a los más pequeños, les servirán para poner en práctica las competencias curriculares básicas trabajadas durante el curso.

Juegos para viajar

En coche, en tren, en avión o en barco, sea cual sea el medio de transporte que se utilice para viajar con los niñosen vacaciones, siempre llega un momento en el que los pequeños se aburren, se cansan y empiezan a formular la eterna pregunta: "¿Cuánto falta para llegar?". Para evitar la monotonía de un largo viaje, se puede recurrir a un buen número de juegos educativos, que además de distraer y divertir, representan una excelente oportunidad para que aprendan cosas nuevas y ejerciten las competencias esenciales.
·         Juego de las matrículas: cuando se viaja en coche los niños pueden practicar su habilidad con la suma y la resta gracias a las matrículas de otros vehículos. Se les pide que sumen todos los números de la matrícula o que sumen los dos primeros y resten los siguientes (se pueden hacer varias combinaciones). El primero que acierte el resultado, gana un punto. Como incentivo, se puede establecer una pequeña recompensa a quien obtenga una mayor puntuación.
·         Palabras encadenadas: la competencia léxica se puede reforzar con un sencillo juego que consiste en comenzar una cadena de palabras en la que cada una debe empezar con la última sílaba de la anterior (casa-saco-comida-dado...). Se debe desarrollar lo más rápido posible para trabajar la agilidad mental del niño, que quedará eliminado si no se le ocurre ninguna palabra. Otra variante de este juego es encadenar las palabras por la última letra de la anterior.
·         Familias de palabras: este juego es interesante para ampliar el vocabulario de los más pequeños. El juego comienza con la propuesta de una categoría de palabras (animales acuáticos, felinos, frutas, transportes, etc.) y el resto de jugadores deben aportar uno a uno un término que esté relacionado con ella. Es importante que los progenitores intenten introducir en el juego palabras desconocidas o poco frecuentes y que la acompañen en caso necesario de una explicación básica para que el niño la pueda incorporar de forma adecuada a su vocabulario.
·         Frases sin fin: este juego sirve sobre todo para ejercitar la memoria de los pequeños. El primer jugador comienza con una frase corta (El árbol es verde) y el siguiente debe repetirla y añadir un complemento nuevo (El árbol es verde y alto). Así de forma sucesiva, de modo que cada vez la frase se hace más larga y es más difícil de recordar. Es necesario que uno de los viajeros apunte la frase a medida que se forma para poder detectar bien los errores.
·         El juego de las señales: un buen recurso para dar a los pequeños las primeras lecciones de educación vial es jugar a adivinar el significado de las diferentes señales de tráfico que aparecen por el camino. En caso de que ningún participante sepa la respuesta, el adulto que viaja con ellos debe explicarla para que la retengan en la siguiente ocasión que se juegue.

En la playa o la montaña

Los entornos naturales donde se viaja en vacaciones son la excusa perfecta para que los niños practiquen durante el periodo estival los conocimientos de ciencias naturales que han adquirido durante el curso. Pero también son idóneos para ejercitar competencias básicas como la creatividad o la psicomotricidad.
·         En la playa: construir figuras con la arena de la playa, realizar dibujos y mosaicos con piedras de diferentes formas y colores son actividades de utilidad para trabajar la coordinación y la habilidad manual que se ha practicado durante las clases de plástica. El área de ciencias se puede repasar si proponemos a los niños que recojan diferentes conchas de moluscos para identificar cuál es cada una de ellas o si les instamos a calcular con detenimiento los tiempos y ritmos en los que se mueven las mareas a través de la observación de la línea de la orilla.
·         En el campo y la montaña: buscar en el suelo pisadas de animales y adivinar a cuáles pertenecen, recoger distintos tipos de hojas para hacer un álbum o diferentes piedras y minerales para identificarlos, recoger semillas y sembrarlas para observar el desarrollo de la planta son algunas de las propuestas para aprender con juegos sencillos en este entorno.

Jugar en línea

El ordenador es también un buen acompañante para las largas jornadas estivales. Después de comer, cuando las horas de sol son más peligrosas, o antes de salir por la mañana, los niños pueden dedicar un rato a jugar con algunos de los interesantes juegos y aplicaciones educativas disponibles en la Red. Estos son algunos de los portales más completos donde se pueden encontrar muchas de estas actividades:
·         Abierto por vacaciones 2011: el portal educativo de la Junta de Castilla y León prepara cada año una aplicación on line cargada de actividades educativas divertidas para niños desde Infantil a Secundaria. Muchas de ellas se pueden trabajar tanto en castellano como en inglés y en la mayoría se puede elegir el nivel de dificultad.
·         Childtopia: agrupa una interesante colección de juegos educativos en línea para alumnos de Infantil y Primaria. Se clasifican por temáticas como música, memoria, lenguaje o habilidad, entre otras, y están orientados a reforzar los contenidos curriculares.
·         Jueduland: una extensa recopilación de juegos educativos para Infantil y Primaria y para todas las materias de Secundaria. Están organizados por niveles educativos y por áreas de conocimiento e incluye otros recursos de interés educativo como webquest o unidades didácticas.
·         Internenes: este portal recoge una colección de juegos educativos clasificados por competencias como comunicación, social, aprender o digital y por materias escolares como historia, música, plástica o matemáticas. En cada uno de los juegos se señala el nivel educativo al que corresponde.
ESTE ARTÍCULO NO ES MÍO, ESTÁ ESCRITO POR PROFESIONALES EN MATERIA EDUCATIVA.

                                                   Resultado de imagen de GIF INFANTIL   FELIZ VERANO

viernes, 15 de junio de 2018

Claves para la educación emocional en el ámbito familiar


    Imagen relacionada  El primer paso, saber identificar las propias emociones.
Los padres son modelos de comportamiento para sus hijos, por ello el primer paso es la conciencia emocional de los padres, es decir, ser conscientes de  las propias emociones, de sus causas y de sus posibles consecuencias. Una buena manera de empezar a trabajar la conciencia emocional puede ser respondiendo a preguntas como ¿Cómo me siento en este momento? ¿Por qué me siento así? ¿Cómo estoy manifestando lo que estoy sintiendo? ¿Qué puede hacer para corregirla?
En este punto, será también importante verbalizar cómo nos sentimos, de esta manera aportamos y ampliamos el vocabulario emocional de los niños a la vez que damos ejemplo de cómo manejamos nuestra propia gestión emocional.

El segundo paso, ayudar a los niños a gestionar sus emociones

El siguiente paso es ayudar a los niños a detectar cómo se sienten, y cuanto antes comencemos este camino con ellos mejor. Es importante enseñar a los hijos a conectar con sí mismos para que puedan comprender mejor cómo se sienten, y cualquier momento o situación del día a día es buena para practicar y desarrollar la conciencia emocional.
Es importante que presten atención a sus emociones, tanto si son positivas como la alegría o negativas como la tristeza o el enfado, para luego poder etiquetarlas y ponerles nombre.
A continuación es importante trabajar con ellos la causa de esa emoción, que verbalicen qué es lo que les ha causado que se sienten de esa manera. Hay que destacar que todas las emociones son legítimas y debemos aceptarlas, en lo que sí debemos incidir es el comportamiento que se deriva de ella.
En este sentido, la impulsividad puede representar un peligro. Como ejemplo, podemos enseñar a nuestro hijo que estar enfadado es legítimo, pero no pegar a su amigo porqué le ha quitado el juguete de las manos.

Consejos para practicar la conciencia emocional
A continuación se sugieren algunas actividades que pueden ayudar a tu hijo a  explorar su propia consciencia emocional:
·         Dibujar rostros que expresen emociones.
·         Redactar un diario emocional (puede ser privado, o tener fragmentos que pueden compartirse).
·         Imitar conjuntamente distintas emociones
·         Identificar las emociones entre ambos, como si se tratara de un trabajo en equipo y detectar el porqué de ese sentimiento
·         Leer conjuntamente cuentos que ayuden a la conciencia emocional. 

Trabajar la empatía, un aspecto fundamental en la gestión emocional
La expresión emocional es fundamental para comprender las emociones de los demás, saber cómo se sienten, y poder compartir las emociones. Esta capacidad para reconocer, comprender y conectar con las emociones ajenas permite comprender no solamente el punto de vista de los demás, sino la emoción desde la cual viven un suceso. A esto se le denomina empatía.
Es pues aconsejable que actúes siempre con empatía, para ponerte en el lugar de tu hijo y ser capaz de experimentar sus mismos sentimientos y emociones. Nunca los desprecies, pues para tu hijo tienen un valor muy importante, y también considera valioso lo que tú opines sobre ellos. Para ejercitar la empatía, lo más importante es escucharles de una forma activa, haciendo un ejercicio de comprensión y de respeto mutuos.
La empatía favorece el buen clima en un hogar, cosa que conlleva indudables beneficios para el desarrollo del niño o adolescente. Diversos informes científicos han logrado describir un grupo de neuronas conocido como neuronas espejo, que son precisamente las que permiten comprender las emociones de otro en su situación. Practicar la empatía es fundamental para que tu hijo también la desarrolle.

Actividades para la gestión de las emociones
A continuación te ofrecemos la lista de algunas de las actividades que, ayudan a las personas, y en especial a los más pequeños, a gestionar sus emociones negativas y fomentar las positivas:
·         La música: tanto escucharla como tocar un instrumento, bailar o practicar el canto.
·         El juego y el tiempo libre: es muy aconsejable que este sea un tiempo compartido con los padres, en la medida de lo posible. Ayuda, entre otras cosas, a comunicarse, a tolerar las pequeñas frustraciones y a mejorar el sentido del humor.
·         Potenciar el contacto físico: las caricias y las palabras afectuosas tienen beneficios psicológicos comprobados.

ESTE ARTÍCULO ESTÁ ESCRITO `POR PROFESIONALES EN EDUCACIÓN, NO ES MIO.